Aniversario Homenaje

Aniversario del Histórico Comunicado de Carlos Braggio

95º Aniversario del Histórico Comunicado de Carlos Braggio
(Cortesía Alejandro Gibaut)

Año 1924, madrugada lluviosa de otoño en Bernal, el día 21 de mayo daba paso al 22. De un lado de la línea, las palabras: “Mi nombre es Carlos Braggio, calle Alsina 412 Buenos Aires, dirección comercial, ruégole darme su nombre y dirección, deseo enviarle un cable.”. Llega entonces la respuesta: “Mi nombre es Ivan O’Meara, de la ciudad de Gisborne, Nueva Zelandia. Recibo perfectamente sus señales. Estoy muy contento. Usted tiene un nuevo amigo aquí, mañana lo llamo a las 7 hora de Greenwich. ¡Congratulaciones!”. De esa forma el uruguayo nacionalizado argentino don Carlos Braggio, bernalense por adopción, establecía el récord mundial de distancia en comunicaciones inalámbricas (10.000 kilómetros) en la madrugada de un día como hoy hace 95 años.

Don Braggio se había afincado en Bernal a comienzos de la década del 10, en una regia quinta llamada “Welcome”, ubicada en la calle Belgrano 120 con frente también a Boedo y Dorrego. Hombre de empresa, fue el primer impulsor de la “locura” radiofónica en la zona: ya en 1922 instaló su aparato receptor y transmisor y con él solía reproducir una variada selección de discos para el vecindario. Varias e importantes peleas boxísticas pudieron oírse en directo en Bernal gracias a su aparato, destacándose la nunca olvidada “pelea del siglo” entre el americano Dempsey y nuestro Firpo. En abril de 1923 ya había conseguido un record sudamericano al oírse su estación en Chile.

Fuera de su pasión radiofónica, colaboró don Carlos con todas las instituciones del pueblo: fue socio fundador de la Sociedad de Fomento, la cual presidió entre 1914 y 1918. También la Sociedad de Bomberos Voluntarios y Sala de Primeros Auxilios lo contó entre sus más importantes colaboradores. El box tuvo en él un verdadero cultor: en su casa quinta se improvisó el primer “ring” y las primeras peleas de nuestra zona. Fue un hombre muy querido en Bernal y un verdadero “prócer” de la radiofonía argentina. Falleció en nuestra ciudad el 17 de junio de 1944. Dos años después su propiedad era loteada. En frente del local comercial que se construyó en parte de su terreno el Radio Club Argentino colocó una placa recordando el hecho. Este año esa propiedad también fue demolida y la placa, por ahora, ha desaparecido. La calle Boedo, desde el Camino General Belgrano hacia el oeste, lleva su nombre.