RADIOAFIFIONADOS APRENDIENDO RADIOAFICIÓN

La comunicación intercontinental entre Aficionados

Share on Facebook
Facebook
477Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email
Print this page
Print

Compartir este artículo

La comunicación intercontinental entre Aficionados se realiza mayoritariamente a través de la Onda Corta (HF de 0 a 30MHZ), ya que tienen mayor alcance que otras como VHF (de 30 a 300MHz) y UHF (de 300MHz a 3GHz, tu wifi y tu teléfono móvil funcionan aquí).

Cuando la ionosfera es permeable, las señales se escaparán hacia el espacio y se desvanecerán poco a poco, pero si la ionosfera forma una barrera ionizada por la actividad solar, la onda golpea las distintas capas que la forman y “rebota”, en ocasiones varias veces.

Dependiendo del ángulo de incidencia y del número de veces que la señal rebote entre sus capas y las veces que golpee la tierra o la superficie del Mar, se producirá uno o varios saltos (skip), pudiendo obtener con un único salto un alcance de miles de kilómetros.

En este sentido influye mucho utilizar una antena directiva (que concentra su haz en una dirección), o una vertical que radia en todas direcciones, cuyo lóbulo de onda permite ángulos de radiación menos selectivos, pero más idóneos para conseguir ese salto o skip.

Lo divertido es que los resultados son muy variables y dependen casi exclusivamente de las condiciones de la ionosfera según la estación del año y la hora del día, condiciones que están directamente ligadas a la actividad solar.

En épocas de máxima actividad (número de manchas solares electromagnéticas), las condiciones son buenas en las frecuencias más altas. Esas mismas frecuencias no están activas (la onda no rebota), cuando el sol está en un periodo de baja actividad (pocas manchas). Cabe decir que en ocasiones, cuando la actividad solar está en máximos, se puede producir un bloqueo por un exceso de emisión electromagnética (tormentas solares que afectan a las comunicaciones incluso de los satélites).

Esta actividad tiene unos ciclos entre picos (más manchas) y valles (menos manchas), de 11 años de duración.
Actualmente nos encontramos en la parte baja el ciclo 24 (empezó a registrarse en 1755), aún así, con poca actividad, en ocasiones se dan las circunstancias adecuadas para el DX en casi cualquier banda, lo que llamamos “propagación esporádica” por su corta duración. Estas “esporádicas” se producen sobre todo en verano, y más en las bandas más elevadas (a partir de los 15 metros, 21MHz).

La banda “reina” entre los Aficionados es la de 20 metros (14MHz), de día son posibles los comunicados más cercanos debido al ángulo más cerrado pero cuando este se abre al atardecer es posible comunicar con todas las partes del mundo.

Cuando la actividad solar es alta, se convierte en una banda abierta para el DX (larga distancia) durante casi todo el día y la noche, es una ventana al mundo.

Las zonas que quedan comprendidas dentro del ángulo de incidencia no son accesibles y se denominan “zona de sombra”… este efecto es el culpable de que en ocasiones contactemos con el otro punto del planeta y sin embargo no escuchemos a alguien a pocos centenares de kilómetros.

El camino que siguen los saltos puede ser el más corto entre dos puntos o también el más largo, entonces se habla de “paso corto” o “paso largo”. Esto es útil cuando se trabaja con antenas directivas, ya que permite mayor ganancia de recepción y emisión apuntando la antena hacia el corresponsal, que como digo, a veces se recibe mejor por el camino más largo.

Miguel Ángel Ruano EC1DJ.